¿¡Por qué demonios siempre ponen aceitunas cuando pides una cerveza!?

No soy muy ‘especialito’ con las comidas. Sin embargo, hay un alimento en concreto que me repugna hasta límites insospechados: LAS ACEITUNAS. Ojo, soy consciente de que no me va a explotar la cabeza si me como una, pero… ¿Para qué arriesgarse?

Por otro lado, hay una cosa que me gusta mucho. La cerveza. No hay nada mejor que tomarse unas cañas en una terraza un día de sol. Pues es que no falla, pides las cañas y siempre te traen ese platito con aceitunas bañadas en ese líquido apestoso.

ACEITUNAS

En ese momento, normalmente, mis amigos se lanzan a por ellas como hienas, las mordisquean y dejan el hueso otra vez en el plato como parte de una especie de ritual vomitivo. Sus alientos empieza a oler a trasero de mono y ya no puedo seguir la conversación, ni reírme, ni nada porque no me puedo despegar del pestuzo infecto que dejan las malditas aceitunas.

No es que no me gusten las aceitunas… ¡¡¡es que me dan ascazo!!! ¿Por qué, Señor? ¿Por qué siempre ponen aceitunas cuando pides una cerveza?

Y no me hagáis hablar de esas tiendas de frutos secos que tienen una sección de ‘vinagres’ con unos botes inmensos de cebolletas, aceitunas negras, violadas (no se quién puso este nombre pero está ‘bien traído’), y esas cosas… Aaagggghhh.

 

Si quieres puede seguir a merluzeando en Facebook    https://www.facebook.com/merluzeando

O en Twitter > @merluzeando

¡Hasta otra, amigos!


SOBRE EL AUTOR:

STAFF_merluzeando


COMPARTE ESTE POST EN TUS REDES:

11 septiembre, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *